Buscar en este blog

lunes, 25 de julio de 2011

Toulon, Livorno, Barcelona... Mediterráneo en bici.

Acabo de volver de un crucero por el Mediterráneo y he tenido la enorme suerte, a pesar de no haber tocado un pedal en 8 días, de ver como las bicicletas van tomando las calles de distintas ciudades europeas.
Primero Toulon. Esta ciudad de la Costa Azul Francesa, a pocos kilómetros de Niza, no se caracteriza por su especial belleza, pero por sus calles, a pesar de tener una escasa e irrisoria infraestructura ciclista, circula un número considerable de bicicletas.











El segundo lugar que quiero mostraros es Livorno, capital de la Toscana, Italia, o como me gusta llamarla desde que he estado allí: la Pequeña Amsterdam Italiana.
Livorno es una ciudad llena de tráfico a motor. Para acceder al centro, debido a su congestión, hay que pagar un pequeño peaje, pero ésto no la descarga de tráfico.
No existe, que yo viera, ni un solo metro de infraestructura ciclista, pero el uso de la bicicleta es masivo. Hay bicis por todas partes, sus habitantes las utilizan para todo tipo de desplazamientos, por personas de cualquier edad y las encuentras candadas, como en Holanda, en cualquier barandilla de sus calles. Ésto, unido a que Livorno tiene algunos canales, trajeron a mi cabeza el apodo. Otra cosa que me sorprendió fue el gran número de bicicletas eléctricas que hay en la ciudad. No conocía su existencia y volví admirado. Aquí os dejo algún ejemplo, empezando por el puerto, donde ya se empezaba a ver alguna, y terminando por los alrededores del mercadillo semanal.














El tercer lugar de mi lista de viaje, y no por eso menos merecedor, es Barcelona, uno de los, por desgracia, escasos ejemplos de este nuestro país. En todas nuestras ciudades hay personas que se desplazan en bicicleta, me consta, pero en pocas de ellas somos tenidos en cuenta y protegidos. Barcelona, en este sentido (y en muchos otros), es cosa bona.
¡Ah! Y nos dimos un paseo en Trixi (los triciclos turísticos de la ciudad), que ya le hemos cogido el gusto y nos dejamos llevar, sin humos, cada vez que vamos allí (la próxima vez , prometo pedalear yo).















Y al llegar a la estación de tren de Ciudad Real...


3 comentarios:

Enric Rodellas dijo...

Hola Vidal,
la próxima vez que vengas a Barcelona llámame, que te prestaré el carnet de bicing.
Y cuidado, que si le encuentras gusto a los cruceros deberás cambiar el blog por crucerolento...
Un abrazo a la familia.
enric rodellas

Bicilenta dijo...

Enric, ten por seguro que volveré a Barcelona y te llamaré (aunque no me prestes el carné). Esta vez no lo hice porque sólo estuvimos 4 horas.
No creo que me aficione a los cruceros: demasiadas personas y demasiado tiempo en el barco. No es lo mismo que el que hicimos por Holanda, en el que estábamos en familia y fuera del barco casi todo el día.
Me ha encantado tener noticias tuyas. Seguimos en contacto.
Un abrazo a todos.

FietsWeb.nl dijo...

Great city Valencia. Nice place for cycling and walking.