Buscar en este blog

jueves, 9 de febrero de 2012

Señales viales erróneas.

Existen algunos tipos de señales que no logro entender muy bien por qué son así, y una de ellas es la que abre este artículo: la señal de "peligro ciclistas".
Sabéis que existen muchas señales de este tipo para advertirnos de un peligro, con su forma triangular, su borde de color rojo y una imagen central representando "el peligro". Pues bien, llego a entender las de desprendimientos, curvas cerradas, hielo, niebla, deslumbramiento, incluso la de aeronaves (aunque su probabilidad sea escasa), porque, lo representado en la señal, son peligros reales. Pero, ¿alguien me puede explicar, en el caso de esta señal, por qué se cataloga como peligro a la bicicleta cuando el peligro real es el coche que puede embestirla? ¿No sería más lógico emplear otro tipo de señales de advertencia a los automovilistas de que en esa vía circulan ciclistas y que deben ser respetados? ¿De verdad es necesaria señalización alguna cuando, el más puro sentido común, nos debería hacer respetar a todo el mundo sin distinciones del vehículo que conduce? Me temo que en este caso, de momento, sí, pero, ¿no estaría mejor advertir a todos los usuarios de la vía de la presencia de coches, con una señal de peligro para ello?

5 comentarios:

Eneko Astigarraga dijo...

Así es. El peligro se vende. El miedo se profesa. Muy bueno. Muy sencillo. Muy directo.

Yo pedaleo dijo...

Eso es así, amigo del pedal!!!

Julia! dijo...

Quiero pensar que lo que quiere decir es TENED CUIDADO CON LOS CICLISTAS. La señal de "Peligro animales" es igual y evidentemente se refiere a "cuidar de ellos" no a "cuidarse DE ellos", no? O soy muy ingenua? ;) En fin, que no nos hagamos mala sangre, que al final esa señal también puede sernos útil a los ciclistas para que los coches vayan con más cuidadito!

Bicilenta dijo...

Siento disentir Julia! pero la señal de "peligro animales" lo que en realidad advierte es de que hay animales sueltos (salvajes en el caso del dibujo de un ciervo o un paso de ganado doméstico en el caso del buey) y no es para cuidar de ellos, ¡ojalá! sino que advierte a los conductores de que representan un peligro y pueden provocar un accidente. ¿Es éste nuestro caso? Me parecería muy bien, y así lo digo en el articulo, de que se adviertiera de nuestra presencia, con otro tipo de señal informativa, pero no que se nos considere un peligro. No se trata de hacer mala sangre sino de que cada caso se señalice correctamente.

Carmen Paulos Alonso dijo...

bueno, lo que se advierte es de peligro por un lugar donde frecuentemente salen ciclistas a la calzada y no es para ellos es para que nosotros tengamos cuidado y no nos los llevemos por delante, Dios mio es evidente, no entenderla supone no entender nada y perdón, pero si por este mundo vamos con esta ignorancia mal vamos.